La Ruta del Pintxo de Morcilla

La Ruta del Pintxo de Morcilla | Odoloste Pintxo Bira | Buzkantz Jaia 2018 en Elorrio

Pintxos, Productores

El fin de semana del 8 y 9 de diciembre la morcilla se convirtió en la estrella de las calles de Elorrio. Quince de las tabernas y restaurantes del pueblo donde viven algo más de 7.000 personas decidieron participar en el Odoloste Eguna presentando un pintxo elaborado con morcilla. Cada local presentó su elaboración que se podía probar por euro cincuenta el pintxo y cuyo único requisito era que fuera con morcilla de verdura.

En ediciones anteriores lo que hoy en día es un curioso itinerario fue también un concurso. Sin embargo, esta vez los locales no aspiraban conseguir ningún premio. Eso estaba reservado para otros. Aunque los adheridos a EME (Elorrioko Merkataritzen Elkartea) la Asociación de Comerciantes de Elorrio que nació en el año 2000 con el objetivo de impulsar el comercio y la hostelería local, sí que tuvieron su propia valoración interna.

El concurso

La competición estaba entre los productores. Hasta el 15 de diciembre carnicerías de Euskadi (en principio eran solo de la zona del Duranguesado, aunque en los últimos años se ha ampliado el margen y se incluyen carnicerías hasta de Bermeo o incluso Arrasate) se inscribieron en el concurso. Para ello se estableció una sola categoría: Morcilla de verdura (elaborada a partir de manteca y sangre de cerdo embutidos en tripa natural. Contendrán cebolla y puerro, siendo opcional el uso de especias y de un máximo de un 10% de arroz).

cartel buzkantz

Para la presentación al jurado profesional, compuesto por: Beñat Ormaetxea del restaurante Jauregibarria de Zornotza, Iñaki Uribe de Saltsan Catering de Durango, Iñigo Kortabitarte de Kobika Jatetxea de Durango, Iñigo Fuertes de Akebaso de Atxondo y Eneko Ordorika del  Zallo Barri de Gernika, los productores presentaron tres morcillas ya cocidas. A finales del mes de noviembre el jurado popular seleccionó las cuatro morcillas finalistas que pudo probar el pueblo en la degustación popular del 9 de diciembre.

Mediante un sorteo se asignó una morcilla finalista a una Sociedad Gastronómica de Elorrio, que abrieron sus puertas exclusivamente para que el público pudiera degustar y votar la morcilla ganadora. A primera hora del domingo la Oficina de Turismo ofrecía por 5€ un cupón con el que, visitando las Sociedades Gastronómicas, cada uno podría valorar los cuatro pintxos acompañados de pan y agua o vino.

Los ganadores del «Buzkantz Jaia Elorrio 2018» fueron:

1º premio del Jurado Técnico:

  • Barturen Harategia de Bermeo

1º premio de la Degustación Popular:

Finalistas:

  • Carnicería Patxi Aramberri de Elorrio
  • Carnicería Morga de Mungia

Los ganadores recibieron un trofeo, un diploma y 300€ mientras que los finalistas se llevaron también el trofeo y el diploma pero una cantidad de dinero de 100€.

Por su parte, como comentábamos, gracias al impulso de la Oficina de Turismo de Elorrio, los bares del pueblo optaron por animar el ambiente y ofrecer a vecinos y visitantes cada uno su particular oferta en la que incluían, como no podía ser de otra forma, un trocito de su esencia.

itinerario morcilla

Parra Taberna «Zigarro Kubano»

El itinerario comenzó en Parra Taberna, un local con más de 100 años de historia que debe su nombre a las características parras que cubren el marco de su entrada y que está situado en pleno centro del pueblo, en la Herriko Plaza. Su «Zigarro Kubano» adquirió la denominación gracias a la característica forma de puro que le habían dado a la morcilla.

Gilda Toki «Gildoloste»

También en la Herriko Plaza se encuentra el Gilda Toki de Elorrio que, junto con los otros Gilda Toki de la calle Egaña nº 6, Henao nº 30 y Gregorio la Revilla nº 2 de Bilbao, sirve los pintxos y botes de la famosa marca La Gilda del Norte. Allí se degustaba el «Gildoloste» un pintxo previamente elaborado en el Bar Xelai a partir de morcilla con bacalao y tempura verde en forma de aceituna con cebolla y pimiento a baja temperatura y, como no podía ser de otra forma, una guindilla.

Urre Berri «Urreberri klasik»

Ya fuera de la plaza, en la calle San Pío, 2 seguimos con el Urre Berri, un bar de estilo clásico, como sus pintxos de morcilla y el nombre que le pusieron: «Urre Berri klasik». Por un lado, morcilla tal cual sobre un trozo de pan, por otro lado, el más que clásico morcilla con pimiento rojo y finalmente algo un poco más novedoso: morcilla con huevo de codorniz. Después de visitar el Parra y Gilda Toki y percibir el ambiente festivo que reinaba en los dos llegar al Urre fue un verdadero contraste. El ambiente, por fuerte que parezca, era el de un velatorio. La iluminación era escasa o nula, la decoración del bar en madera antigua y tonos oscuros, los camareros destacaban por su seriedad ¡e incluso la clientela parecía enfadada! La sorpresa llegó cuando probamos su pintxo. En nuestro caso elegimos el de pimiento rojo. Después de probar los catorce restantes, nos sigue pareciendo el mejor.

Aterpe «Kroketa»

El Aterpe, ubicado en el mismo callejón que el Urre Berri presentó una sencilla croqueta de morcilla a la que bautizaron con un nombre no demasiado rebuscado tampoco: «kroketa». Sabor potente a morcilla pero muy simplón.

Bikale «Antzinako»

El Bikale, ubicado junto al Zubi y el Portaleku, frente el río en Errenbonbillo kalea, optó, al igual que el Urre Berri, por presentar el clásico pintxo de morcilla con pimiento rojo: «Antzinako«. Volaron.

Zubi «Buen Rollito»

zubi2peque

El Zubi optó por presentar la morcilla en una versión mas innovadora con su «Buen rollito». En un cucurucho de tomate pusieron una base de compota de manzana que casaba muy bien con la bechamel de morcilla y bolitas de puerro. En la base pan rallado.

Portalekua «Prozesoste»

El Portalekua presentó el «Prozesoste«: morcilla sobre hojaldre con salsa de pimiento y crujiente de queso. Realmente bueno.

Batzoki Amilibia «Odolostien zuloa»

El Batzoki Amilibia se encuentra en Urarka Kalea, pasando el río y siguiendo la calle hacia adelante pocos metros después del Bikale, Zubi y Portalekua. En su caso, optó por elaborar uno de los pintxos más visuales de todos: base de morcilla con puré de puerro y patata y cebolla frita: «odolostien zuloa». También, para repetir.

Leku Eder «Tradicional de morcilla»

De nuevo en el Leku Eder, ubicado en Estebairlanda Kalea, encontramos un clásico: el «Tradicional de Morcilla». En este caso, el embutido había perdido su forma para convertirse en una pasta de morcilla cubierta de salsa de tomate.

Algari «Buzkantz Amets»

Pocos metros después del Leku Eder, en la misma calle se encuentra el Algari, un bar regentado por Héctor, quien intenta incluir en cada una de sus elaboraciones algo de su característico toque vegetariano. Lo cual resulta realmente sorprendente tratándose de la ruta de la morcilla. A pesar de ello, todo comenzó con una empanadilla de morcilla el viernes. Sin embargo, a lo largo del fin de semana se fueron reinventando sacando alrededor de 20 elaboraciones diferentes con morcilla entre los que destacaban la tortilla de morcilla, la tarta o el rollito de calabacín en tempura relleno de morcilla. 

Giroa «Chupa chups de morcilla»

 

En la calle Ibarra se encuentra el Giroa, que presentó su «Chupa Chups de morcilla» una pequeña y sabrosa croqueta de morcilla.

Xelai «Gildoloste»

Un poco más apartado, en la calle Nizeto Urkizo se encuentra el Xelai, el encargado de elaborar los «Gildoloste» que luego llevaban al Gilda Toki. Claro que, como no podía ser de otra forma, ellos también servían el pintxo.

Xara «Txantxibiri»

Volviendo por la calle principal hacia el Palacio Urkizu nos encontramos el Xara con el pintxo más visual de todos: jardinera de morcilla y setas, con dulce de cebolla, flores y lágrimas o lo que viene a ser lo mismo: «txantxibiri». ¿Precioso, verdad?

Guria «Piper On»

Al lado del Palacio Urkizu se encuentra el Restaurante Guria con «Piper On»: pimiento relleno de morcilla con tinta de txipirón, salsa de tomate y huevo a baja temperatura. Para relamerse.

Tanger «Prest»

Finalmente, termina nuestra ruta justo enfrente del Palacio Urkizu con el «Prest» del Tanger: morcilla sobre cama de piperrada.

Y tú, ¿qué otras rutas nos recomiendas?

Hamburguesa vegana

La Alternativa, Pintxos

hamburguesa vegana, Tirauki, Jennifer G. Polanco

Hamburguesa vegana

En el Bar Tirauki del Casco Viejo de Bilbao, concretamente en la calle Somera, podréis encontrar una variada oferta de pintxos veganos entre los que se encuentra cómo no, la hamburguesa vegana.

Dentro del veganismo existen varias corrientes o formas de llevar a cabo esta práctica como pueden ser los: ovovegetarianos, lacteovegetariano, crudiveganistas -solo consumen alimentos crudos de origen vegetal-, frugívoros -se alimentan exclusivamente de frutas o frutos-… Lo que está claro es que los veganos rechazan cualquier producto de origen animal, pero no se limitan a cuidar su dieta, también cuidan su consumo en general, evitando cualquier producto, acto o servicio relacionado con la explotación animal.

No obstante, hay quien da el paso hacia una dieta vegana y necesita un tiempo de adaptación ya que echa de menos sabores, olores y texturas que obtenía a través de los animales. Para ello, la industria alimentaria vegana lleva ya unos cuantos años introduciendo en el mercado estos sustitutos vegetales.

Y así llegamos a esta Hamburguesa vegana en la barra de un bar de pintxo pote de Bilbao. Además del pan de hamburguesa, tomate, lechuga, cebolla y veganesa, la hamburguesa del Tirauki se hace a base de tofu y lentejas. Pero la puedes hacer tú mismo en casa. Solo hay que utilizar: lentejas cocidas, tofu, pan rallado, ajo, cebolla, mostaza, orégano, pimentón dulce, aceite de oliva, sal y pimienta.

 

 

Hot Dog Vegano

La Alternativa, Pintxos

Hot Dog Vegano, Tirauki, Jennifer G. Polanco

Hot Dog vegano

Goienkale, como se conoce actualmente a la clásica calle Somera, ha sido siempre una de las reinas del pintxo pote bilbaíno, pero ahora también se ha subido al carro verde y muchos de sus locales completan o incluso abarrotan sus barras con una oferta sin origen animal.

Locales como el Tirauki abastecen su oferta de pintxos lejos de productos de origen animal. No es de extrañar que, cualquiera que conozca su filosofía, se sorprenda al ver un mini perrito caliente con salsas incluidas en su mostrador. Pero, que no cunda el pánico. Esta pequeña salchicha ha sido elaborada a base de tofu.

Además de pan de perrito, ketchup y mostaza, el hot dog vegano lleva obviamente una salchicha, pero no una cualquiera. Esta está ahumada en madera de haya y ha sido hecha a partir de tofu, que para los que no lo sepan es: soja, agua, sulfato de calcio y nigari, que es el nombre que recibe en Japón el cloruro de magnesio natural, en otras palabras, un compuesto natural que se obtiene del agua de mar. Además del tofu se le añade aceite de girasol, salsa de soja, avena, sal, pimienta, ajo y otras hierbas y especias.

Hamburguesa de calamares con pan negro

Pintxos

Hamburguesa de calamares y pan de tinta

Hamburguesa de calamares y pan negro

Si por algo es famoso el Sorginzulo de la Plaza Nueva de Bilbao, además de por sus pintxos, es por sus sabrosas y abundantes raciones de calamares. A diferencia de otros bares de la zona, especialistas en rabas -calamares cortados en tiras y rebozado en tempura-, los cocineros del Sorginzulo preparan unos calamares más parecidos a los chopitos o puntillitas (pequeños calamares). ¿Acaso puede haber mejor fusión que una de esas raciones hecha pintxo? Presentamos la hamburguesa de calamares y pan negro, un precioso pintxo que, solo por su apariencia te darán ganas de probarla, pero que, además, está buenísima. El interior son un montón de esos chopitos que comentábamos acompañados por rúcula. El exterior, pan casero hecho a base de tinta de calamar. ¡No dudes en probarla!

Hamburguesa de salmón, atún y alga wakame en pan de remolacha

Pintxos

Hamburguesa de salmón, atún y alga wakame en pan de remolacha

Hamburguesa de salmón, atún y alga wakame en pan de remolacha

En la esquina nº12 de la Plaza Nueva, justo al lado del Gure Toki, ocupa un hueco el bar Sorginzulo y tras sus fogones, Iñaki Lazkano y Erlantz Arpón preparan maravillosos pintxos como este, digno de campeonato: La hamburguesa de salmón, atún y alga wakame en pan de remolacha. Para este sencillo pero sabroso y saludable pintxo se utilizan salmón y atún de la mejor calidad acompañados por alga wakame, originaria de Japón y muy beneficiosa nutricionalmente, sirve para adelgazar, proteger los huesos, remineralizar o reforzar las defensas.

Pollo yakitori con puré de patata

Pintxos

Pollo yakitori con puré de patata

Pollo yakitori con puré de patata

De nuevo el Gure Toki del nº12 de la Plaza Nueva nos sorprende con un sencillo pero sabrosísimo pintxo: el pollo yakitori con puré de patata. Los tres hermanos que regentan el local explican que fue su madre quien les inculcó que había que trabajar con «todo fresco y de la tierra». Y de nuevo, con ingredientes tan habituales en nuestra dieta como el pollo o las patatas nos sorprenden con esta sencilla fusión de sabores. Por un lado, un clásico, el puré de patata. Por otro lado, unos trocitos de pollo marinados con salsa teriyaki (mirin, azúcar, salsa de soja y sake). En la parte de arriba de la brocheta unos hilos de patata frita.

Sopa de Idiazabal con hongos y huevo de codorniz

Pintxos

Sopa de Idiazabal con hongos y huevo de codorniz

Sopa de Idiazabal con hongos y huevo de codorniz

En el número 12 de la Plaza Nueva bilbaína, en el Gure Toki, podemos degustar la magnífica fusión de sabores que nos ofrece la Sopa de Idiazabal con hongos y huevo de codorniz. Desde 1982 lleva el Gure Toki apostando por la mejor materia prima en una de las zonas más concurridas de la capital vizcaína. En 2015 decidieron hacer un lavado de cara al local y, sin olvidar sus raíces, también renovaron su carta. En un local más moderno y amplio fusionan cocina vasca tradicional y toques innovadores y así nos encontramos la Sopa de Idiazabal con hongos y huevo de codorniz. Este pintxo es Ganador de la Txapela de Oro del concurso Bilbao Bizkaia 2011. En un bonito cuenco podemos degustar crema de queso Idiazabal semiahumado, hecha con nata. Un huevo de codorniz cocido a baja temperatura, es decir, semicrudo, concentrado de carne, patatas fritas y flores. Al coger el pintxo, los camareros recomiendan romper el huevo con la cuchara y mezclar con los hongos y la crema para apreciar el pintxo en todo su esplendor.