Ideas para San Valentín | Endulza tu San Valentín con 3 fabulosas recetas

Postres

Ideas para San Valentín | Endulza tu San Valentín con 3 fabulosas recetas

Este San Valentín sorprende a tus seres queridos preparando cualquiera de estas tres sencillas recetas que dejará boquiabierto a todo comensal. Sigue los sencillos pasos que te propone la Guía Gastronómica de Bizkaia y endulza tu día de los enamorados. Si tienes con quien compartirlo, mejor que mejor, pero sino, tampoco pasa nada, puedes regalarte a ti mismo estas fabulosas ideas para hacer que este día sea especial. O también puedes pasar por alto los convencionalismos consumistas y dejar que esta tarde de miércoles fluya como un día más, eso sí, ya que estamos dándole un caprichito al cuerpo.

Crepes

Las crepes todo el mundo saben que vienen de Francia, más concretamente de la región de Bretaña y tienen su origen, como muchas otras cosas, en una antigua costumbre campesina que con el tiempo se convirtió en receta. Los agricultores esparcían una masa de harina, huevos y leche o agua -en ocasiones elementos líquidos tan sorprendentes como sangre- sobre piedras sacadas del fuego y rellenaban la consistente masa que habían logrado. En España, influidos por la cultura Celta y el Camino de Santiago, tenemos nuestras propias variedades siendo las filloas típicas de Galicia o los frixuelos asturianos. Hoy en día, a pesar de que la receta de este dulce sigue siendo muy simple y compuesta por ingredientes cotidianos, no encontraréis un crepe por menos de 3€.

Para elaborar los crepes solo tenemos que juntar y batir en una taza: leche, huevos, mantequilla, harina, azúcar y sal. En una sartén a fuego medio colocamos una cucharadita de mantequilla y vertemos un poco de la masa. Dejamos cocinar y le damos la vuelta. En una cazuela aparte echamos 100 ml. de leche y los 75 gramos de chocolate hasta que se funda y se mezcle perfectamente con la leche y consigamos una crema de chocolate. Finalmente, rellenamos el crepe con la crema de chocolate y espolvoreamos azúcar glas por encima.

Coulant

El coulant, al igual que sus primas las crepes, tiene su origen en nuestro vecino galo. El término coulant proviene del verbo francés couler que significa: fluido, corredizo, derretido. Así es como está el coulant, fluido, corredizo y derretido. Es un dulce relativamente joven que, no logramos entender cómo no se nos había ocurrido antes. Su padre es el chef francés Michel Bras que en 1981 presentó el coulant en su restaurante de 3 estrellas Michelin: Maison Bras en Laguiole, L’Aubrac, en el sudoeste francés. En resumidas cuentas, el coulant es una especie de bizcocho de chocolate a medio hacer.

Para preparar el coulant debemos montar los huevos enteros con el azúcar con la ayuda de una barilla y agregar la harina tamizada y el chocolate previamente fundido en el microondas o al baño maría, lo que prefiramos. Se reparte la mezcla en los moldes de flan que hayamos elegido y, hay quien dice, que conviene dejarlo reposar en el frigorífico durante doce horas o en el congelador durante media hora. Finalmente, se hornean a 200º durante 10/12 minutos sin dejar que se haga del todo. Para decorar podemos utilizar natilla, azúcar glas, menta o diversas mermeladas.

Brownie

Dejamos a un lado el territorio galo para traer la última de las fabulosas ideas para San Valentín, en este caso, un dulce típico estadounidense donde los haya. Brownie significa literalmente marroncito y es un pequeño y delicioso bizcocho de chocolate al que se le suelen añadir nueces y cuyo consumo se ha popularizado recientemente gracias a cadenas de comida rápida. ¡¡Y además tiene propiedades afrodisíacas!!

Para preparar uno sencillos brownies debemos batir unos huevos en un bol e ir incorporando el azúcar poco a poco. También tendremos que juntar el chocolate partido en cachos junto con la mantequilla y derretirlos juntos al baño maría para luego agregarlos a los huevos. Por otro lado, habrá que trocear una nueces y mezclar con harina para añadir a la masa. Finalmente, habrá que incorporar la mezcla en los moldes y hornear a 180º durante 40 minutos. Para decorar podremos fundir el resto del chocolate y añadir unos hilitos por encima del brownie.

 

¡¡No dejes de disfrutar el San Valentín más dulce!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *